miércoles, 29 de junio de 2011

18

Tenía que elegir entre el cielo y la tierra.
Sin dudas, elijo el cielo.

Otro plano. Otros planos.
La tierra va y viene, se transforma, se renueva. Todo lo que crece en ella por lógica natural cumple un ciclo biológico. Nacer, crecer, morir y pasar a ser un buen - o mal - recuerdo.

El cielo siempre está. Viendo todo desde arriba. Inmóvil.

Los dos elegimos.

2 comentarios:

Leonela dijo...

escribis con la sangre!! me gusta

Gato Joviano dijo...

Genial!